martes, 24 de abril de 2012

PUBLICACION: La reconquista europea: Balance a 10 años del Acuerdo Global México-UE


"El problema es que la estrategia comercial que promueve la UE para favorecer a sus transnacionales tanto en ALC como en otras zonas del mundo1 no favorece ni mucho menos la integración regional, agrava las desigualdades sociales y genera exclusión. Las negociaciones comerciales que concluyeron con los acuerdos de libre comercio entre Perú, Colombia y la UE son la muestra más reciente. En su afán por conquistar nuevos territorios y mercados, la UE no sólo pasó por encima de un principio de integración regional realel de la CAN, con todo y sus enormes diferencias, sino que rechazó incluir una cláusula vinculante de protección laboral, como pedían diversas organizaciones sociales y sindicales2."
1
Notablemente con sus antiguas ex-colonias, agrupadas en los llamados países de Asia, El Caribe y Pacífico (ACP).
2
A propósito del tema de la integración es interesante recordar que en septiembre de 2007, al iniciar la negociación del acuerdo de asociación, el jefe negociador de la UE declaró: este es el tratado más avanzado de todos los que ha firmado la Unión Europea porque es un tratado de bloque a bloque. Pocos meses después la Comisaria europea de relaciones exteriores, Benita Ferrero, anunció que la UE negociaría un acuerdo bilateral con Perú y Colombia, ante la imposibilidad de avanzar a nivel de bloque con la CAN. AFP, 18 de septiembre de 2007 y del 11 de noviembre de 2008. Por cuanto a la demanda sobre los derechos laborales se puede consultar REDGE, Vigilancia ciudadana con enfoque de derechos de los Tratados de Libre Comercio, Perú, informe del 5 de marzo de 2010.


jueves, 19 de abril de 2012

Estado compensador y nuevos extractivismos

Las ambivalencias del progresismo sudamericano

Eduardo Gudynas


"Sin duda América del Sur, gobernada mayoritariamente por partidos y movimientos que se autodefinen como progresistas, ha logrado varios avances en los últimos años, en general centrados en la reducción de la pobreza y el regreso de un Estado más activo. Sin embargo, parte de los buenos desempeños van en paralelo a la consolidación de un modelo sostenido en la explotación de la naturaleza –desde el gas hasta la soja, pasando por una diversidad de productos de la minería– y la consolidación de lógicas y prácticas extractivistas. El artículo analiza las potencialidades y los límites de los nuevos «Estados compensadores», la diferencia entre viejos y nuevos extractivismos y los crecientes conflictos socioambientales."


Este artículo es copia fiel del publicado en la revista Nueva Sociedad No 237, enero-febrero de 2012, ISSN: 0251-3552, <www.nuso.org>.


Artículo completo en: https://docs.google.com/open?id=0B9o6rEg7TF-dcXl6OHB1S0JCaU0

miércoles, 18 de abril de 2012

BOLETÍN DE PRENSA G20 y crisis mundial: es urgente un cambio sistémico y la construcción de un orden global equitativo con justicia social y ambiental, afirma la COALICIÓN INTERNACIONAL FRENTE FRENTE AL G- 20


(México, D.F., 27 de marzo del 2012) - La Coalición internacional frente al G20, mediante sus voceros de Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, El Salvador, Grecia, Perú, reunidos en México en el
marco del Foro internacional "Crisis global, G20 y políticas alternativas", expresa a la opinión pública nacional e internacional, en estrecha sinergia con la Coalición mexicana frente al G20 y la Coalición Sudcaliforniana frente al G20:

· Que el llamado Grupo de los 20 (G-20) es el instrumento privilegiado de los centros de poder internacionales para socavar el Sistema de Naciones Unidas y de las instituciones de membresía universal con el objetivo de excluir al conjunto de la comunidad internacional la discusión de los problemas globales y secuestrarlos para ser procesados en este foro “informal” donde las decisiones son tomadas para beneficio del 1% de la humanidad.

· Que el G-20 habla de gobernanza global, pero se niega a controlar y regular a fondo al sector financiero cuya ambición de ganancias sin límites ha provocado la actual crisis.
Cualquier propuesta de una nueva gobernanza debe ser orientada a garantizar los derechos y bienestar de los pueblos, la defensa de los sistemas ecológicos y los bienes comunes, y no simplemente a estabilizar el sistema actual y las ganancias de un puñado de grupos poderosos.
· Que el G-20 enfrenta la crisis desde los mismos paradigmas y orientaciones que nos llevaron a ella. No son los pueblos los que deben pagar los costos de una crisis que no provocaron.

· Que el G-20 alienta la imposición de severos programas de estabilización y de ajuste estructural de consecuencias negativas para los derechos civiles, económicos, sociales, culturales y ambientales, como bien los saben l@s Mexican@s, que han padecido en los últimos treinta años este tipo de programas bajo la tutela del Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y otras instituciones financieras internacionales.

No es con ajustes draconianos para pagar deudas con un alto componente especulativo que salvan al sistema financiero pero que llevan al desempleo a millones de trabajadores y cancelan o recortan derechos sociales, como saldremos de esta crisis económica y política. Las deudas deben auditarse con la participación ciudadana y las deudas ilegítimas deben anularse.

· Que el G-20 obsesivamente promueve el crecimiento sin límites, ahora llamado paradójicamente crecimiento verde, lo que atenta no sólo contra el derecho al medio ambiente sano y a los recursos comunes de los pueblos, también contra los derechos de la naturaleza, la sustentabilidad del planeta y con ello la existencia misma de la humanidad. El G-20 no puede generar una situación adversa para lograr acuerdos oportunos y vinculantes en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable Río+20 y de la COP.

Sigue.........       https://docs.google.com/open?id=0B9o6rEg7TF-dXy0zcHBRc3ZkRW8

"LA DERECHA QUE ESTÁ DENTRO DEL GOBIERNO QUIERE EL TLC CON EUROPA"

Entrevista a Kinto Lucas

Santiago Zeas B. El Comercio <www.elcomercio.com>
15/04/12
Kintto Lucas  explica por qué  dejó la Vicecancillería. Dice  que 5 colaboradores identificados con la derecha convencieron al Presidente de retomar la negociación.
Con la salida de Kintto Lucas de la Cancillería, la tendencia del Gobierno identificada con los principios de izquierda parece ingresar en una fase de declive.
Este periodista fue una de las voces más críticas del Régimen, que no dudó en expresar en público su desacuerdo con políticas como la negociación de un acuerdo comercial con Europa.
 Una vez que ya no ocupa un cargo oficial, el ex Vicecanciller explica en detalle las razones de su salida y realiza una reflexión crítica del rumbo del Gobierno.
 ¿Por qué no asistió a la posesión de 70 diplomáticos seleccionados bajo un modelo en el que usted aportó?


.......................

Entrevista completa: http://www.elcomercio.com/politica/derecha-Gobierno-quiere-TLC-Europa_0_682131867.html

martes, 17 de abril de 2012

La reconquista europea: ¡Un TLC disfrazado de Acuerdo de Asociación!



Presentación completa: https://docs.google.com/open?id=0B9o6rEg7TF-deUZBVWdUcnhqeEk

Publicación R 9 ¿De qué va la revolución ciudadana?


VII Asamblea de la CLADE 10-13 de abril de 2012- Quito, Ecuador




Carta de Quito
La VII Asamblea de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE): “Luchas Sociales, Derechos Humanos y Educación: por Democracias Fortalecidas y Ciudadanías Activas en América Latina y el Caribe”, realizada en Quito entre el 10 y el 13 de abril de 2012, en el marco de la llegada de un nuevo báktun de 5200 años para la población Maya y otros pueblos originarios, contando con la participación de 89 personas de 18 países de América Latina y el Caribe, manifiesta que:
Las últimas décadas en nuestra región se han caracterizado por la emergencia de nuevos movimientos ciudadanos y el reposicionamiento de las luchas sociales, que han revalorizado el carácter de la ciudadanía movilizada para reconfigurar el panorama político de nuestros países. Las múltiples voces que se han alzado en los últimos años en América Latina y el Caribe han tenido un mensaje claro, han reclamado nuevamente la responsabilidad central del Estado frente a sus obligaciones de respetar, proteger y realizar los derechos humanos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales de todos los ciudadanos y ciudadanas, y han cuestionado profundamente las políticas y gobiernos que continúan dando mayor valor a los mercados que a las personas.
El año pasado, mientras florecía la Primavera Árabe y se fortalecían los Indignados en España, y Occupy Wall Street en los Estados Unidos, en toda América Latina y el Caribe se levantaron importantes movimientos sociales, poniendo en el centro de los debates públicos el tema de la educación. En Chile, Colombia, Brasil, República Dominicana, Paraguay, Nicaragua, Puerto Rico y Ecuador, entre otros países, un sinnúmero de personas salió a las calles para defender su derecho humano a la educación. El clamor por la gratuidad y la reacción contra la privatización de la enseñanza han estado entre las principales reivindicaciones de estas movilizaciones de estudiantes, maestros y maestras, y de personas que siguen exigiendo justicia social y mayor compromiso de los Estados con sus responsabilidades.
Las organizaciones de la sociedad civil que defienden los derechos humanos, han mostrado a través de sus luchas, la capacidad que tienen para poblar de sentido el orden democrático, fortalecer el debate público y proponer cambios profundos. En la perspectiva de contribuir al fortalecimiento de nuestras democracias, ratificamos nuestro compromiso con los procesos de consolidación de alianzas y construcción de propuestas que multipliquen caminos hacia la justicia social y el pleno ejercicio de los derechos humanos.
Denunciamos la creciente tendencia a la criminalización de movimientos sociales, así como de sus activistas y militantes, además de la represión violenta y autoritaria de manifestaciones públicas y protestas legítimas y pacíficas llevadas a cabo por docentes o estudiantes, en especial de los y las jóvenes. Rechazamos la aprobación de leyes que limitan la expresión y la participación ciudadanas.
El pleno ejercicio del derecho a la participación tiene que ser exigido de modo sostenido por los movimientos y organizaciones y garantizado por los Estados. Es indispensable ampliar y mejorar los mecanismos de control público y participación popular en el debate y toma de decisiones, asegurando el respeto a los derechos humanos, a las contribuciones y voluntades de todos y todas los/as ciudadanos/as. Esto incluye medios democráticos y pacíficos de negociación y representación, que reconozcan las organizaciones y movimientos sociales como interlocutores legítimos en los procesos de debates y tomas de decisión y en donde el disenso sea reconocido como legítimo. Es urgente ampliar y fortalecer el espacio de lo público y posicionar con fuerza el carácter político de nuestras luchas.
Por ello, afirmamos el derecho a la información y a la comunicación para todos y todas, garantizando la libertad de expresión ejercida por toda la ciudadanía, incluyendo a los niños y niñas más pequeñas. El derecho a la información plural, diversa, independiente, de interés público. La construcción y el fortalecimiento de sistemas de medios en los que el desarrollo de medios públicos, privados y comunitarios sea igualitario, garantizando así la pluralidad de voces y con ella, el fortalecimiento de nuestras democracias. Los medios de comunicación como espacios de defensa de los derechos humanos. En contra de toda forma de representación mediática discriminatoria, que viole la dignidad humana.
Una educación pertinente, relevante, transformadora, crítica, debe tener como fin máximo la promoción de la dignidad humana y la justicia social y ambiental. La educación, derecho humano promotor de los demás derechos, debe asumir a niños, niñas, jóvenes y personas adultas como sujetos del derecho, promover la interculturalidad, la igualdad, la equidad de género, el nexo entre ciudadanía y democracia, el cuidado y relación armónica con la naturaleza, la eliminación de toda forma de discriminación, la promoción de la justicia y la construcción de una cultura de paz y de resolución no violenta de los conflictos.
En consecuencia denunciamos la concepción del ser humano como capital humano, y de la educación como instrumento al servicio del mercado, con el fin de impulsar la empleabilidad, tendencia que viene consolidándose a nivel mundial. Tal concepción instrumental y economicista, está acompañada de procesos de privatización y alianzas público-privadas, de la competencia entre los sujetos de la comunidad educativa y de la estandarización de contenidos, objetivos y mecanismos de evaluación de estudiantes y docentes. La CLADE rechaza las evaluaciones estandarizadas, acompañadas de mecanismos de premio y castigo especialmente para los y las docentes y defiende la urgente valorización de los y las trabajadoras de la educación. Asimismo, la CLADE defiende el desarrollo de indicadores de realización del derecho humano a la educación, que reflejen todas sus dimensiones, yendo mucho más allá de la visión reduccionista e instrumental que caracteriza el actual modelo de evaluación.
La CLADE defiende la no-discriminación en cualquier espacio de la vida cotidiana, social, cultural, política, económica y la educación como espacio privilegiado de transformación social hacia la igualdad. Consideramos prioritario avanzar de manera sustancial en el trabajo en torno a la superación de todas las formas de discriminación, en especial la discriminación de género. Es urgente profundizar el análisis crítico y las propuestas concretas de transformación de sistemas educativos coloniales y patriarcales, fortaleciendo una pedagogía de la diversidad, que promueva la libertad y la autonomía
En el marco de la Conferencia sobre Desarrollo Sostenible Rio +20, que tendrá lugar en junio de 2012, la CLADE reafirma de manera contundente nuestro rechazo a la mercantilización de la vida y a la imposición de un único modelo desarrollista que hace invisibles otras formas de entender la vida como aquella que se orienta a una armonía con la Madre Tierra, pachamama, basada en la complementariedad de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos.
Deploramos la visión de la naturaleza como capital destinado a la inversión privada y al lucro, base ideológica de la denominada economía verde cuyos postulados fortalecen la noción de educación instrumental y por lo tanto, invisibilizan e inviabilizan la noción de la educación como un derecho humano.
Hacemos un llamado a los gobiernos que se identifican con estos principios y posiciones, a una articulación por el respeto de los derechos de la naturaleza, los derechos de la Madre Tierra, los derechos humanos, en especial el derecho humano a la educación.
El calendario Maya apunta a la llegada de una nueva era para la existencia del universo. En este contexto, la CLADE reafirma que la realización de los derechos humanos en la sociedad y en el aula, y del derecho a la educación, solo podrán darse en un contexto de democracia fortalecida y de ciudadanía activa. Frente a un escenario complejo, con múltiples tendencias adversas, la CLADE seguirá apostando por la lucha colectiva, por la reapropiación del espacio público, el debate crítico y las propuestas creativas como estrategias de cambio hacia la dignidad humana y la justicia social y ambiental.

Quito, 13 de abril, Día Nacional de Maestros y Maestras en el Ecuador

CUMBRE DE LOS PUEBLOS RIO+20


Lo que es

La Cumbre de los Pueblos Rio+20 por Justicia Social y Ambiental es un evento organizado por la sociedad civil global y acontecerá entre los días 15 y 23 de junio de 2012 en el Aterro do Flamengo en Rio de Janeiro – paralelamente a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (UNCSD) la Rio +20

¿Porque?
La Rio+20 oficial marca los 20 años de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Rio 92 o Eco 92). En estas dos ultimas décadas, la falta de acciones para superar la injusticia social y ambiental ha frustrado expectativas y crecido la desconfianza con la ONU. La agenda prevista para la Rio+20 Oficial – la llamada Economía verde- es considerada por nosotros como insatisfactoria para enfrentar la crisis del planeta, causada por los modelos de producción y consumo capitalistas.
Para enfrentar los desafíos de esta crisis sistemática. La Cumbre de los Pueblos no será solo un gran evento. Mas bien será parte de un proceso de acumulación histórica y convergente de luchas locales, regionales y globales que tienen como marco  político la lucha anticapitalista, clasista, anti-racista anti-patriarcal e anti-homofóbica.
Queremos, de este modo, transformar el momento de la  Rio+20  en una  oportunidad para tratar dos graves problemas enfrentados por la humanidad  y demonstrar la fuerza  política de los pueblos organizados. “Venga a reinventar el mundo” es nuestro llamado e es nuestra invitación para participar para las organizaciones y movimientos sociales de Brasil y del mundo. La convocatoria global para la Cumbre será  fue realizada durante el Foro Social temático (www.fstematico2012.org.br) del  28 de enero de 2012 en,  Porto Alegre (RS).

¿Como?
El comité Facilitador de la Sociedad Civil para la Rio+20 (CFSC) está preparando el diseño de la Cumbre de los Pueblos y del territorio que ocuparemos en el Aterro do Flamengo. El espacio será organizado en grupo de discusión autogestionados, en la Asamblea Permanente de los Pueblos y en un espacio para organizaciones y movimientos sociales que expongan, practiquen y dialoguen con la sociedad sobre sus experiencias y proyectos. Las acciones de la Cumbre estarán todas interconectadas.
La idea es que la Asamblea Permanente de los Pueblos – el principal foro político de la Cumbre- se organice en torno de tres ejes e debata las causas estructurales de la actual crisis civilizatoria, sin fragmentarla en crisis especificas – energética, financiera, ambiental, alimentaria. Con eso, esperamos afirmar paradigmas nuevos y alternativos construidos  por los pueblos y apuntar una a agenda política para o próximo período.

¿Cuando?
Los primeros días de la Cumbre (15 y 16 de junio) serán pautados por actividades organizadas por los movimientos sociales locales que están en lucha permanente de resistencia a los impactos de las grandes obras. Desde ese momento, ya estará instalada un espacio de libre acceso, donde las organizaciones y movimientos de la sociedad civil global exhibirán experiencias y proyectos que evidenciarán como es posible vivir en sociedad de modo fraterno y sostenible, al contrario del paradigma que hoy esta vigente. .
Por eso el territorio de la Cumbre de los Pueblos será organizado de forma libre de la presencia corporativa y con base en la economía solidaria , agro-ecología, en culturas digitales, acciones de comunidades indígenas y comunidades remanecientes (Quilombolas). Este encuentro ciudadano, que también contara con actividades culturales, estará abierto hasta el final de la Cumbre en el día 23 de junio.

Cumbre de los Pueblos censura que EE.UU. imponga agenda del hemisferio


El Espectador, 15 de abril de 2012

Con una movilización en la que participaron alrededor de 8 mil personas, culminó la V Cumbre de los Pueblos: La verdadera voz de las Américas que se reunió por espacio de tres días en Cartagena de Indias.

Representantes de movimientos sociales y sectores políticos del continente debatieron sobre la realidad socioeconómica y política del hemisferio y acordaron solidificar la articulación de la lucha social con el propósito de reivindicar los derechos sociales y apostar por una verdadera integración hemisférica sustentada en la solidaridad.

La Declaración Final de la Cumbre de los Pueblos 2012, censura el hecho de que Estados Unidos insista en imponer la agenda internacional del hemisferio y se muestre como una nación que defiende los derechos humanos cuando jugó papel protagónico en el golpe de Estado en Honduras contra el presidente constitucional Manuel Zelaya; sigue manteniendo un inicuo bloqueo económico y comercial a Cuba, le apuesta a la desestabilización de Haití; y no obstante a los anuncios, no ha
desmantelado el campo de concentración de prisioneros en Guantánamo.
Critica también que el presidente Obama no cumplió su promesa hecha en la anterior Cumbre de las Américas, de construir una nueva relación con América Latina, al tiempo que persiste en su oposición a que Argentina ejerza su legítima soberanía territorial sobre las islas Malvinas.

La Cumbre de los Pueblos considera además que los tratados de libre comercio que impulsa el gobierno de Washington, constituyen un obstáculo grave para la integración regional. También llamó la atención sobre los daños socioambientales irreversibles que causan varias empresas transnacionales de origen canadiense que desarrollan actividades exploratorias en megaminería a gran escala, violando los derechos de los pueblos y sus territorios. 

Otro de los aspectos enfáticos del encuentro continental de movimientos sociales, fue el que tiene que ver con el acaparamiento de tierras que atenta contra la seguridad alimentaria de los países del hemisferio y termina violando su soberanía.

En materia de avances, la declaración final de la Cumbre de los Pueblos resaltó los procesos de integración que se vienen dando como la consolidación de organismos como el ALBA, Unasur y la CELAC que fundan las relaciones internacionales en la solidaridad y no en el libre comercio.

Estos progresos integracionistas deben propender por avanzar hacia la superación del modelo extractivista y agroexportador, que está causando enormes conflictividades sociales, ambientales y políticos en el continente, sugiere la Cumbre de los Pueblos.

También hace un llamado al movimiento social latinoamericano y a los sectores políticos progresistas a pugnar el modelo de libre comercio y a articular la lucha para derribar este esquema que está genera grandes inequidades sociales.

Al mismo tiempo, la Cumbre de los Pueblos exige la eliminación de las bases militares norteamericanas en la región, la cancelación de los ejercicios militares, el cierre de la Escuela de las Américas y la suspensión del Sistema Interamericano de Defensa.

Considera muy negativa para el desarrollo social, la promoción indiscriminada de la inversión extranjera y afirma que “los derechos de los inversionistas no pueden estar por encima de los pueblos y la naturaleza”. En ese sentido, condena los intereses de las transnacionales en el continente que son actores principales del modelo extractivista de recursos naturales.

Finalmente, saluda la nueva arquitectura financiera regional con la irrupción de mecanismos como el Banco el Sur, el Fondo de Reservas Latinoamericanas y enfatiza su exigencia de restablecer el derecho a Cuba a pertenecer al sistema multilateral, comenzando porque Estados Unidos termine su bloqueo económico que ya lleva más de medio siglo y que constituye una clara violación a los derechos humanos y a la
autodeterminación de los pueblos.

lunes, 16 de abril de 2012

DECLARACIÓN DE LA V CUMBRE DE LOS PUEBLOS Cartagena, 2012


Las organizaciones sociales y populares del Continente, reunidas en la V Cumbre de los Pueblos, la verdadera voz de las américas, realizada entre el 12 y 14 de abril en Cartagena de Indias en forma simultánea a la VI Cumbre de las Américas, señalamos que:
Rechazamos enérgicamente la insistencia del gobierno de Estados Unidos de imponer su agenda y decidir sobre el rumbo de las deliberaciones de estas Cumbres. Son prueba de ello su veto a la participación de Cuba y su estrategia de militarización, que utiliza como pretexto la fracasada guerra contra las drogas, la atención a desastres naturales y el control a la migración, como forma de mantener su hegemonía. Un componente fundamental de esta estrategia es la criminalización de las luchas sociales.
Su política imperialista se expresó en el apoyo al golpe de Estado en Honduras y su respaldo al régimen ilegítimo de Porfirio Lobo, los intentos de desestabilizar a Haití, el mantenimiento del bloqueo económico a Cuba y la continuidad de la base militar de Guantánamo así como, la oposición a la soberanía de Argentina sobre las islas Malvinas.
Ha sido ostensible, después de la Cumbre de Trinidad y Tobago, el incumplimiento por parte del gobierno de Obama de la oferta de construir un nuevo tipo de relación con América Latina. A pesar de su derrota en la propuesta del ALCA, el gobierno estadounidense, para sortear la aguda crisis económica que afronta desde 2007,se empeña en promover los tratados de libre comercio y el conjunto de la agenda neoliberal que son un obstáculo para la integración regional y han sumido en el atraso y la miseria a la mayoría de los países del Continente.
Por su parte, el gobierno canadiense ha promulgado una política de tratados de libre comercio e industria mega minera y de extracción de recursos naturales y energéticos en toda América Latina. Sus empresas están causando daños irreversibles al ambiente y la biodiversidad, violando los derechos de los pueblos a sus territorios. Los conflictos sociales y ambientales se multiplican en la región como resultado de este modelo depredador.
Reconocemos los avances en los esfuerzos de integración regional autónoma, como los planteados en el ALBA, UNASUR y la Comunidad de Estados de Latinoamérica y del Caribe, CELAC.Sin embargo, la construcción y afianzamiento de gobiernos democráticos, progresistas y de izquierda debe avanzar hacia la superación del modelo basado en el extractivismo, la monoproducción agroexportadora y el acaparamiento de las tierras. Esto vulnera derechos esenciales como el consentimiento previo, libre e informado e impide el despliegue de toda la capacidad del movimiento social como fuerzas capaces de profundizar los cambios.
La confluencia de estas corrientes gubernamentales con los movimientos sociales y políticos, puede preservarse en la medida en que los pueblos profundicen la unidad, la movilización social y política y no renuncien a su autonomía y a su derecho de fiscalización. Registramos con satisfacción que las luchas populares se mantienen y se fortalecen en resistencia pacífica al modelo neoliberal.
A esta V Cumbre de los Pueblos, la Verdadera Voz de las Américas, acudieron miles de luchadores y luchadoras, de organizaciones de mujeres, sindicales, estudiantiles, campesinas, indígenas, afros, pequeños productores y sectores de iglesias y ecuménicos del hemisferio. Deliberamos sobre los problemas que consideramos verdaderamente fundamentales para nuestros pueblos y avanzamos en la construcción de propuestas y por ello, entre otras demandas, exigimos:
- La eliminación de las bases militares extranjeras, el fin del colonialismo, la cancelación de ejercicios y entrenamientos militares y policiales conjuntos, el cierre de la Escuela de las Américas y la eliminación del Sistema Interamericano de Defensa y el cese del despliegue de la IV flota sobre nuestros mares.
- El fin de la militarización so pretexto de la guerra contra las drogas, y su reemplazo por una política integral, multilateral y con énfasis en las medidas de salud pública.
- El fin de la militarización de funciones civiles como la asistencia humanitaria, la atención a desastres y el control migratorio.
- El cese de la criminalización de la lucha social, del uso de los territorios indígenas,afros y campesinos como escenarios de guerra: no a los reclutamientos forzados, al uso de las mujeres como botín de guerra y a los desplazamientos forzados. En el caso de Colombia, en donde persiste el conflicto armado interno, la militarización ha puesto al borde de la extinción a estos pueblos.
- La supresión de los tratados de libre comercio e inversión que profundizan la pobreza, la exclusión social y la inequidad, que afectan particularmente a las mujeres.
- El cese a la promoción indiscriminada de la inversión extranjera, buscando en cambio relaciones de cooperación y beneficio recíproco y profundizando en los procesos de integración autónoma. Los derechos de los inversionistas no pueden estar por encima de los derechos de los pueblos y la naturaleza. Es preciso condenar a las trasnacionales como actores principales del modelo.
- Una nueva arquitectura financiera regional, que incorpore: Banco del Sur, Fondo de Reservas Latinoamericano y ponga fin a la empobrecedora política de endeudamiento.
- Soluciones reales a la crisis ambiental y climática que apunten a sus causas estructurales a través de un El replanteamiento de la arquitectura financiera cambio en el modelo de desarrollo. Defendemos la vida y los bienes comunes frente a la mercantilización de la naturaleza impulsada por las instituciones financieras multilaterales y los países del norte.
- Respeto al derecho de los pueblos a decidir sus políticas agrarias y asegurar su soberanía alimentaria, conservar y consumir sus productos nativos. Todos estos amenazados por los monocultivos, los agrocombustibles, los transgénicos y la gran minería.
- Que se priorice la generación de trabajo digno para todos y todas, la garantía a la libertad sindical y la negociación colectiva y el fin de la violencia contra trabajadores rurales y urbanos del continente.
- Cambios efectivos en los sistemas educativos que aseguren el pleno acceso a la educación, con participación democrática de los estamentos educativos y en contra de la privatización y mercantilización de la educación. En defensa del derecho a la educación, apoyamos la demanda del movimiento estudiantil del continente por su gratuidad y universalidad.
- Restablecer el derecho de Cuba a pertenecer al sistema multilateral. Exigir a EE.UU. el cese del bloqueo a Cuba y el cese de la hostilidad hacia los gobiernos que no siguen sus dictados.
- La profundización de los procesos de integración autónomos sin injerencia del gobierno de Estados Unidos y la construcción de amplios procesos de integración desde los pueblos, con respeto, reconocimiento e incorporación de los aportes de la comunidades a una sociedad basada en la cooperación y el Buen Vivir y la construcción de una cultura de paz. – Los pueblos hermanos del continente, apoyamos a Colombia en la búsqueda de una solución negociada y pacífica al conflicto armado.
Lamentamos que la bella ciudad de Cartagena sea al mismo tiempo ejemplo de inequidad y pobreza. Hoy de militarización con ocasión de la Cumbre oficial de presidentes.
Hacemos un llamado a todos los sectores sociales del Continente Americano, para que de manera unitaria emprendamos las luchas que reivindiquen los principios y aspiraciones recogidos en esta declaración, invitándolos a acompañar la movilización masiva, pacífica y civilista para el logro de los fines propuestos.
Finalmente consideramos que la Cumbre oficial de las Américas no puede seguir siendo un escenario excluyente, de subordinación al imperio y simulación de falsas armonías. Esta es nuestra voz, la verdadera voz de los pueblos de las américas, y así lo proclamamos ante el mundo.