jueves, 3 de mayo de 2012

Un TLC que asusta

El 15 de mayo comenzará a regir el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y, una vez más, pareciera que nos cogieron con los pantalones abajo. En efecto, mientras el gran país del norte alista toda su artillería para bombardear a nuestro país con más de cuatro mil productos que entrarán con cero aranceles, en Colombia a duras penas logramos entender el efecto que este tratado tendrá sobre nuestra economía.

En este país muchos creen que los beneficios son que se conseguirán chocolatinas y galletas a buen precio, sin reparar en los costos que este tratado puede tener para una economía tercermundista que se enfrentará a una potencia mundial, mano a mano.

¿Estamos preparados para enfrentar este modelo de libre comercio con semejante coloso al frente? Obviamente que no. Ninguna de las tareas pendientes, que debían estar resueltas a estas alturas fue subsanada.
La construcción de nuevos corredores viales, la resurrección del ferrocarril, la implementación de la navegación fluvial y la modernización de la infraestructura portuaria nunca se lograron, a pesar de que venimos hablando de ello desde hace más de cuatro años.

¿Pretendemos enfrentar un mercado masivo y exigente como el de Estados Unidos con el mero ingenio colombiano? Por favor, como siempre, ‘olímpicos’ hasta el final. Los expertos aseguran que este tratado nos cambiará la vida a todos y estoy de acuerdo, pero no soy muy optimista que sea del todo para bien.
Me temo que el tratado simplemente hará más ricos a los más ricos (que son los sectores mejor preparados) y más pobres a los más pobres. Por lo tanto, la brecha de desigualdad (en la que sí somos campeones) simplemente aumentará. Un solo dato, en un año entrarán a Colombia 26.000 toneladas de pollo provenientes de Estados Unidos, de aquí para allá, ni un ala. Interesante intercambio. ¿Preparados los avicultores para eso? Pues claro que no, simplemente se limitan a decir que no creen que eso repercuta en los precios del mercado. Por Dios, sean serios.

Advierte el presidente Santos que el TLC generará 500.000 empleos en Colombia, sin embargo no he visto ningún estudio en ese sentido, en qué sectores y en cuánto tiempo. Alguna razón debe haber para que Brasil, China y la misma Europa no tengan firmado ningún TLC con Estados Unidos. La verdad este modelo me suena al juego del gato y el ratón y adivinen quién es el ratón.

Fuente: http://www.elpais.com.co/elpais/opinion/columna/gerardo-quintero/tlc-asusta

No hay comentarios:

Publicar un comentario