lunes, 16 de julio de 2012

Pronunciamiento frente al Golpe de Estado al pueblo de Paraguay


Comité de Mujeres de la Alianza Social Continental


Nosotras, las mujeres del Comité de la Alianza Social Continental, expresamos nuestra indignación ante los hechos ocurridos en Paraguay, donde el poder militar de ese país, en tiempo relámpago y recurriendo a la figura del juicio político, destituyeron al Presidente Fernando Lugo, irrespetando cualquier garantía constitucional y tratados internacionales.

Este hecho ha dado lugar a otro golpe de Estado pseudo-constitucional en nuestra América Latina, impulsado por la derecha oligárquica y terrateniente de Paraguay, sectores que históricamente han mantenido al pueblo subsumido en la pobreza y la exclusión. Todo esto ha ocurrido en total conspiración con el poder transnacional y con el apoyo incondicional del gobierno de los Estados Unidos.

El golpe está sustentado por el 2% de la población propietaria del 80% de las tierras que se hace representar en los partidos corruptos tradicionales y además maneja a su antojo los poderes fácticos y medios de comunicación, contando con la complicidad imperialista.

No debemos olvidar que la base militar de Estigarribia sirve para defender los intereses de empresas transnacionales como Monsanto, máximo exponente del agronegocio que, en plena crisis alimentaria y a lo largo del año pasado, facturó más 30 millones de dólares. Este es el “modelo de gobernanza” en Paraguay, que mercantiliza la vida y los recursos de la madre tierra en cualquiera de sus expresiones: el agua, la tierra, la biodiversidad. Este esquema de “economía verde” impuesto a toda costa y con violencia es el que se quiere preservar con el golpe de Estado.

Consideramos que las iniciativas en las que Paraguay había estado inserto, como la consolidación del UNASUR, claramente significaron amenazas a los intereses norteamericanos en la región y a la clase dominante del mismo Paraguay, siendo este elemento otra de las causas detrás del golpe.

Los golpes de Estado son un instrumento de dominación y opresión que las oligarquías nacionales e internacionales utilizan para someter la voluntad de los pueblos mediante la fuerza, el control y el terror.

Estamos alerta frente a las políticas golpistas del imperialismo, manifestaciones también del putrefacto sistema capitalista patriarcal, que nos quiere ver sometidas ante la historia de dictaduras que han marcado con sangre la vida de nuestra América Latina. No olvidamos a nuestras hermanas y hermanos de Honduras.

Convocamos a las mujeres de toda AbyaYala y el mundo a presionar a los gobiernos para que no reconozca al golpista Federico Franco.
Apoyamos al pueblo paraguayo en sus luchas y resistencias antigolpistas y antisistémicas, especialmente a las mujeres paraguayas en quienes confiamos como cuidadoras de la vida y de los sueños que nos mantienen en pie.

Compartimos un poema como símbolo del amor y esperanza que ofrecemos primero a nuestras hermanas y hermanos paraguayos, pero que deseamos extender a nuestras hermanas y hermanos del mundo:

Necesitamos imaginar un mundo en el cual cada mujer sea el genio que presida su propio cuerpo.
En un mundo semejante, las mujeres crearán de verdad la nueva vida, dando a luz no sólo a niños
(según nuestra elección), sino visiones y pensamientos imprescindibles para apoyar, consolar y transformar la existencia humana: en suma, una nueva relación con el Universo.
La sexualidad, la política, la inteligencia, el poder, el trabajo, la comunidad y la intimidad
cobrarán significados nuevos, y el pensamiento mismo se transformará.
Por aquí debemos empezar”

ADRIENNE RICH
Escritora afrodescendiente


¡¡Mujeres y hombres consientes, en la lucha permanente!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario