martes, 30 de julio de 2013

DECLARACION DEL TALLER INTERNACIONAL “Alternativas al Régimen Internacional de Protección de Inversiones y al Sistema de Resolución de Controversias entre las empresas transnacionales y los Estados”

Los días 25 y 26 de julio del 2013 se celebró en Guayaquil/Ecuador el taller internacional “Alternativas al Régimen Internacional de Protección de Inversiones y al Sistema de Resolución de Controversias entre las empresas transnacionales y los Estados”. El mismo fue organizado por Jubileo 2000 Red Ecuador,  convocado por la Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos (LATINDADD), la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD) y la Alianza Social Continental (ASC), con el auspicio de SENPLADES, Ministerio de Relaciones Exteriores y Consejo para la Participación Ciudadana y el Control Social.

El evento reunió a representantes de organizaciones sociales, redes continentales de movimientos sociales, académicos y representantes de instituciones estatales del Ecuador a fin de debatir en torno a los impactos del perverso sistema internacional de protección de inversiones, así como del injusto mecanismo internacional de resolución de controversias diseñado para favorecer a las multinacionales en contra de los Estados nacionales y las comunidades.

Nos manifestamos en contra de la negociación y firma de nuevos tratados de libre comercio o de inversiones, ya sean bilaterales o multilaterales por parte de los gobiernos latinoamericanos y caribeños. En tal sentido rechazamos la suscripción de varios gobiernos de la Alianza del Pacífico, así como la participación de otros como observadores. También rechazamos el acuerdo global denominado Asociación Transpacífico por ser expresión de la política imperial para impedir la integración de nuestra región

Nos pronunciamos por el retiro de nuestros países del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) siguiendo el camino de Ecuador, Bolivia y Venezuela, con el fin de que no sigamos aceptando que las empresas transnacionales demanden a nuestros Estados en centros de arbitrales privados.

Manifestamos que es necesario impulsar un nuevo régimen internacional para la inversión extranjera que privilegie los derechos humanos, de  los pueblos y de la naturaleza por encima del derecho comercial; así mismo que se acelere la creación de  los mecanismos de solución de controversias que se están construyendo en el seno de la UNASUR. Es fundamental que en este proceso de discusión se posibilite y potencie la participación de las organizaciones sociales que deben ser parte de la construcción de la nueva arquitectura regional.

Saludamos también la iniciativa soberana del Gobierno de Ecuador de avanzar en el proceso de “denuncia” de Tratados Bilaterales de Protección de Inversiones suscritos por el país. Esperamos que se culmine esta política del actual gobierno del presidente Correa notificando a Alemania, Reino Unido, Francia y Suecia la denuncia que los tratados respectivos que ya cuentan con el dictamen de la Corte Constitucional y la aprobación de la Asamblea Nacional a fin de avanzar en el objetivo de que no quede vigente ninguno de estos lesivos instrumentos neoliberales tanto en el Ecuador como en el resto del continente.

Apoyamos la decisión del gobierno del Ecuador de desarrollar una auditoría ciudadana de los Tratados Bilaterales de Protección de Inversiones. Los movimientos sociales de América Latina participantes en este taller internacional, nos comprometemos a acompañar y apoyar decididamente este esfuerzo con nuestro conocimiento  y la elaboración de propuestas.

Acordamos ampliar la convocatoria a otras organizaciones para construir juntos y juntas una estrategia que nos permita empoderarnos como movimientos sociales organizados en la realización de la auditoría ciudadana de los TBI. Impulsaremos la participación de nuestros representantes en la estructura de la Comisión de la Auditoria. Desarrollaremos un plan de acción que incluya investigación, acciones de sensibilización e incorpore las luchas y experiencias de otros países en contra del poder corporativo.

Igualmente saludamos la iniciativa del Gobierno del Ecuador de haber convocado el pasado mes de abril la I Conferencia Ministerial de Estados Latinoamericanos Afectados por Intereses Transnacionales, que tomó importantes resoluciones orientadas a que los países de América Latina y el Caribe nos liberemos de los actuales regímenes de protección de inversiones y de mecanismos de resolución de controversias, entre éstas la creación de un  Observatorio Internacional. Consideremos que éste debe de incluir junto con el aspecto jurídico las dimensiones socio-económica, ambiental y de derechos humanos.

El Observatorio deberá ser una herramienta fundamental para que el tema de las inversiones sea apropiado y discutido por nuestros pueblos directamente afectados por sus implicaciones sociales, económicas y ambientales. En tal sentido, llamamos a los gobiernos suscriptores de la declaración, a crear los mecanismos para la participación real de los movimientos sociales del continente, asimismo a crear una institucionalidad que garantice la transparencia, la rendición de cuentas y el acceso a la información.

Los movimientos sociales apostamos por un nuevo modelo emancipatorio y civilizatorio:
Ha llegado la hora de decir basta al poder corporativo,
Es la hora de la emancipación de nuestros pueblos del poder transnacional,

No hay comentarios:

Publicar un comentario