miércoles, 5 de agosto de 2015

Las organizaciones sociales en resistencia a los Tratados de Libre Comercio





Las organizaciones sociales en resistencia a los Tratados de Libre Comercio, como es el caso del TLC - UE reunidas en Quito el día 23 de julio del 2015, ante el llamado al diálogo por parte del gobierno del Ecuador MANIFESTAMOS:

Desde el año 2007 hemos buscado un diálogo y documentado nuestras advertencias sobre los impactos de los TLCs, haciendo además propuestas constructivas, como el fortalecimiento de la producción campesina para garantizar la soberanía alimentaria del país.
Se han realizado cientos de cartas públicas y solicitudes de participación ciudadana frente al proceso de negociación, comunicados al Presidente, a varios Ministros y a la Asamblea Nacional, sin ningún resultado.

Hemos visto con mucho interés el impulso a una auditoría de los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI), por tratarse de un mecanismo legítimo y soberano del país frente a lo que constituye el propósito medular de estos Tratados: facilitar a las empresas transnacionales  la posibilidad de presentar abusivas demandas millonarias en tribunales de arbitraje que casi siempre se pronuncian en favor de las empresas y contra los países, que se ven obligados a realizar dichos pagos a costa de sacrificar fondos públicos que podrían utilizarse en beneficio de la sociedad. Los TBI, como todo mecanismo de protección de las inversiones, son un pilar fundamental del libre comercio. Por lo tanto, ponerlos bajo escrutinio público resultaba contradictorio con el avance de las negociaciones del tratado de libre comercio con la Unión Europea. Lamentablemente, el camino escogido fue el de cerrar la negociación con la UE y “acomodar” el informe de la auditoría a los TBI ... si no fuera así, ¿por qué se oculta dicho informe?.

Actualmente, en medio de un total hermetismo, la Asamblea Nacional se apresta en poco tiempo a tratar sobre la ratificación del TLC con Europa, negociado a espaldas de los ecuatorianos y ecuatorianas, sin que se dé a conocer el informe de la auditoría de los TBI. 

El contexto en el que se da el presente Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Ecuador, inició con una reforma laboral y política regresiva de derechos de las y los trabajadores del sector público, quienes en el pasado fueron fuerzas opositoras a la privatización e impulsa en la actualidad  otras reformas jurídicas tales como: las Enmiendas Constitucionales, el Código Orgánico Integral Penal-COIP, las leyes de Tierra y de Agua, de restricción a la Justicia Indígena, de menoscabo de la autonomía territorial de los Pueblos y Nacionalidades Indígenas, la Ley de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo No Remunerado del Hogar además de comprometer la libertad de asociación, mediante el Decreto 16.

La promulgación de toda esta normativa jurídica claramente va en sintonía con la aplicación del TLC - UE, que, en el mejor de los casos solo beneficiará a los grandes exportadores ecuatorianos y empresas transnacionales europeas, sometiendo a sus intereses la estabilidad y soberanía de nuestro país, poniendo en riesgo de privatización sectores como los de: telecomunicaciones, servicios de distribución como agua y energía, servicios financieros, servicios ambientales, servicios de salud, educación, derechos sobre nuestra biodiversidad, conocimientos ancestrales; así como el impacto en la vida de las mujeres, en condiciones de mayor explotación, agudizando los procesos de inequidad y discriminación a través del aumento de la feminización del empleo precario, y el debilitamiento de sus estrategias de supervivencia.

Los altos subsidios que reciben los productores y exportadores agrícolas europeos (a través de la llamada Política Agrícola Común), sumada a su desarrollo tecnológico, llevarían a la quiebra al sector campesino y productores agrícolas de nuestro país. El ingreso de semillas modificadas genéticamente (transgénicos) como parte de un solo paquete tecnológico que incluye el uso obligatorio de agroquímicos y que amplía el uso de patentes, pone en riesgo el uso y manejo de una variedad de semillas que han sido utilizadas a través de los saberes ancestrales de los pueblos y nacionalidades indígenas y del campesinado, quienes han aportado a la relación armónica entre el ser humano y naturaleza, obligándoles progresivamente a ser dependientes de los productos europeos, lo que derivaría en una pérdida progresiva de Soberanía Alimentaria y biodiversidad, con grandes impactos en el ambiente, como se ha comprobado en los casos de Colombia, Perú y México.
En este contexto, las organizaciones sociales nos declaramos en resistencia al TLC –UE por ser innegociable y resolvemos:
·         Demandar y Exigir a la Asamblea Nacional del Ecuador que, en consecuencia con sus mandantes, PARE de inmediato la RATIFICACIÓN DEL TLC – UE.
·         Elevar con fuerza la tesis de NO AL TLC - UE en el contexto del Levantamiento Indígena y Popular y Paro Nacional.
·         Exigir al Ejecutivo la inmediata denuncia -la cancelación- de los Tratados Bilaterales de Inversión (TBIs)
·         Denunciar a nivel local, nacional e internacional que el TLC se convierte en una supranormativa impuesta por empresas transnacionales y que se pone por sobre nuestra Constitución, en temas como producción campesina, salud, derechos laborales, derechos de las mujeres, propiedad intelectual sobre las semillas., servicios públicos universales en manos públicas, entre otros.
·         Rechazar el TLC-UE porque significa una pérdida profunda de soberanía en varios ámbitos de la economía, de manera particular en la soberanía alimentaria, y más bien exigir la aplicación de la normativa relacionada con su recuperación y  fortalecimiento,  como consta tanto en el artículo 281 de la Constitución, como en la ley marco de soberanía alimentaria.
·         Llevar esta información y  análisis político a las bases de nuestras organizaciones, que permitan ir incubando una gran jornada de resistencia para conseguir la derogatoria de este nefasto tratado, al igual que  desmontar y reformar los contenidos anticonstitucionales del paquete de normas requeridas para hacer viable el TLC-UE, y que han sido elaboradas y aprobadas por la burguesía ecuatoriana muy bien representada  por el actual gobierno.
·         Elevar nuestras denuncias y propuestas a nivel internacional, tanto a nivel de organizaciones sociales como a nivel de las fuerzas sociales de izquierda en los Parlamentos Nacionales Europeos y específicamente  en el Parlamento Europeo.
·         Evidenciar internacionalmente la falacia que significa que el Gobierno ecuatoriano sea el principal impulsor del  Observatorio del Sur sobre Inversiones y Transnacionales focalizado en litigios e inversiones, y contrastar el doble estándar gubernamental en relación a este tema.
·         Ratificar la plataforma de lucha del Colectivo Unitario Nacional de Trabajadores, Indígenas y Organizaciones Sociales y juntos alcanzar las demandas ahí contempladas. En ejercicio de nuestro legítimo derecho a la resistencia y por la continuidad histórica, como hijos/as de esta tierra ¡VAMOS AL PARO NACIONAL Y LEVANTAMIENTO INDÍGENA Y POPULAR a decirle NO al TLC-EU!!!.

ü  ECUADOR DECIDE
ü  CONAIE
ü  INTERNACIONAL DE SERVIDORES PÚBLICOS ISP
ü  ECUARUNARI
ü  CDES
ü  ACCIÓN ECOLÓGICA
ü  PLATAFORMA NACIONAL DE LAS MUJERES
ü  SURKUNA
ü  ALAMES
ü  COLECTIVO DE GENERO ACCION POLITICA
ü  ASOCIACIÓN ECUATORIANA DE LIBRE PENSAMIENTO
ü  LA JUNTADA
ü  UNIÓN NACIONAL DE EDUCADORES
ü  COLEGIO MÉDICO DE PICHINCHA
ü  COLECTIVO LONGOXS ALZADXS
ü  ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DEL SUR
ü  UNIÓN NACIONAL DE EDUCADORES
ü  FEDERACION  MÉDICA ECUATORIANA, POR LA INTERNACIONAL DE SERVICIOS PÚBLICOS EN EL ECUADOR
ü  FRENTE UNITARIO DE TRABAJADORES
ü  ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DEL SUR
ü  COMISIÓN NACIONAL CAMPESINA AGROECOLÓGICA DESPUÉS DEL II ENA
ü  COMUNISTAS NATALIA SIERRA
ü  FREJUB-IESS
ü  FICSH/ MORONA SANTIAGO
ü  AEXTIDEE
ü  FETMYP
ü  POLO DEMOCRÁTICO AMBATO
ü  ISP UNIÓN SINDICAL
ü  ORGANIZACIÓN C DE MUJERES
ü  XYZ RADIO QUITO
ü  RAL
   LUNA CRECIENTE
   FORO SALUD PUBLICA


No hay comentarios:

Publicar un comentario