miércoles, 6 de abril de 2016

A propósito del TLC UE y el doble discurso

LOS BOMBEROS ¿NO SE PISAN LAS MANGUERAS? (2)
Jaime Muñoz Mantilla
Quito, 6 de abril de 2016

El Presidente Rafael Correa se opone a la firma de un Tratado de Libre Comercio con los EEUU de Norteamérica. El rechazo a este tipo de tratados se sustenta en la evidencia de su carácter asimétrico, ley del embudo en que de la parte ancha disfruta el país primermundista.  En la evidencia, además, de que los intercambios comerciales de un grande con un pequeño parten, invariablemente, de los subsidios que el estado poderoso concede a sus agricultores.  Venden, así, sus productos al país pequeño, incapaz de competir con precios fruto de un virtual dumping, resultado de lo cual, quiebran los pequeños agricultores del país tercermundista. Méjico es ya víctima del NAFTA firmado con EE.UU. y Canadá, lo son los campesinos y agricultores colombianos, país que firmó, junto con el Perú, un “acuerdo comercial” (léase un TLC) con la UE. Entonces, ¿por qué el presidente de la “revolución ciudadana” se empeña en firmar uno con la Unión Europea? Pretende él explicarlo porque ése supuestamente no es un TLC.  Es, afirma, un acuerdo comercial.  El eufemismo es usado profusamente para justificar la quiebra.  Como en otros ámbitos de su gobierno, uno es el discurso, otra la práctica. El Acuerdo Comercial con la UE es un tratado de libre comercio, tan inequitativo y atentatorio a la soberanía alimentaria de nuestro país y a su soberanía política, como el TLC con EE.UU., rechazado por la movilización activa de las bases sociales ecuatorianas desde años atrás.  O más.  Y es bueno recordar que las negociaciones entre el coloso europeo y el pequeño país bananero y ex petrolero transcurrieron en el más absoluto secreto, y que ocasionó el rechazo aun de funcionarios de la propia cancillería.  Kinto Lucas, ex vicecanciller dio un paso afuera debido a estas quiebras.

Pero, ahora, los bomberos del TLC con Europa sí le pisan la manguera al bombero argentino: ponen el grito porque Macri acelera, acucioso que es, el TLC con los EE.UU., parte de sus políticas entreguistas y proimperialistas, tras acceder al poder por el cansancio de un pueblo harto de la corruptela reinante en el kitchnerismo.

Los bomberos, que se pisan las mangueras entre sí, se coluden cuando van en pos de los mismos objetivos, por eso el banquero Lasso felicitó a Correa por la firma del TLC con Europa.  Se coluden, también, cuando hay que apagar los incendios revolucionarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario